7.2.10

la magia

Hay mucha gente que necesita una respuesta con carácter definitivo para todas las cosas de la vida, e incluso para todo lo que viene después de ella. Son ellos los que estudian y comprueban, y porque encuentran una respuesta a algunas preguntas sencillas, dan por hecho que hay respuestas para todas. ¿Cómo era el mundo antes de que hubiera gente?¿Había sólo tinieblas antes del sol y de las estrellas?¿Había realmente algo?¿Qué éramos todos nosotros antes de nacer? Y lo más importante de todo: ¿qué seremos después de que hayamos muerto? Sin la menor compasión, espero que esos buscadores no encuentren nunca las respuestas.

Alguien que se decía profeta recorrió Diez Ciudades negando la posibilidad de otra vida tras la muerte, proclamando que los que habían sido resucitados por los sacerdotes en realidad nunca habían muerto, y que sus pretendidas experiencias de ultratumba eran un elaborado engaño a que los sometía su propio corazón, una treta para facilitar el tránsito hacia la nada. Porque eso era todo lo que había, dijo, un vacío, la nada.

Nunca en mi vida había oído a nadie pedir tan desesperadamente que alguien le demostrara que estaba equivocado.

Porque, ¿qué nos queda si desaparece el misterio?¿Qué esperanzas podríamos tener si conociéramos todas las respuestas?¿Qué hay en nosotros, pues, que necesita tan desesperadamente negar la magia y desentrañar el misterio? Supongo que será el miedo basado en el gran número de incertidumbres de la vida y en la mayor de todas ellas, que es la muerte. Yo digo, dejemos a un lado todos esos miedos y vivamos libres, porque si damos un paso atrás y contemplamos la verdad del mundo nos daremos cuenta de que todo lo que tiene que ver con nosotros es mágico, inexplicable mediante números y fórmulas. ¿Qué es, sino magia, la pasión que despierta la conmovedora arenga del comandante antes de una batalla desesperada?¿Qué es, sino magia, la tranquilidad que puede llegar a sentir un niño en los brazos de su madre?¿Qué es el amor, sino magia?


No, no me gustaría vivir en un mundo sin magia, porque sería un mundo sin misterio, y, por lo tanto, sin fe en nada.

Dritzz Do’Urden
R. A. Salvatore
Streams of Silver, The Forgoten Realms



He rescatado este fragmento de uno de mis libros favoritos porque Dara S. me lo trajo a la memoria.
Y creo que Dritzz tiene toda la razón.
¿Qué sería de nuestras ilusiones, de nuestros sueños, sin esa pizquita de magia que parece envolverlo todo?

11 comentarios:

MeryC dijo...

Me apunto ese libro a mi lista, no lo conocía y parece interesante.

Doña María dijo...

Por la cuenta que me trae, yo me declaro ferviente defensora de la magia. Incluso después de muerta seguiré dando guerra. Eso seguro.
Un abrazo

La niña de la vía láctea dijo...

El mundo es más bonito con misterios sin resolver. Muás

Belén dijo...

Ojalá si haya magia siempre, si...

Besicos de tomonotadellibro

Paprika Jonhson dijo...

pienso en la duda... la duda, esa copa que queda despues de que todo el mundo se aleja y las luces se apagan.

julio dijo...

¿Y por qué hemos de necesitar de los sueños?
Vivir la realidad es la realización del mayor de los sueños. Pero hay que encontrar esa realidad, claro.

Encantado de entrar y comentarte

Un saludo

El Drac dijo...

Obviamente todas las cosas tienen explicación, lo que pasa es que la humanidad está todavía en pañales con respecto a la ciencia hoy la teoría de las cuerdas habla de mundos paralelos en donde estaremos con otra vida y otras circunstancias, lo cual aún no es comprobable, pero ello ya te indica que con todos los avances de la ciencia REALMENTE NO SABEMOS NADA. No es misterio, ni magia, es solamente que no sabemos. recuerdo cuando era niño creía que Calamaro estaba dentro de la televisión y una vez casi la rompo. Algo así sucede con la ciencia. Un besote

Asturiela dijo...

y es que si supieramos todo el mundo se volvería aburrido. tan normal que no habria nuevas emociones por descubrir.


muy buen texto.

enhorabuena el habernos conocido.

Anxo dijo...

Gracias por seguirme ^^
De los blogs, el que tengo más activo es Dissarey, Canal Nostalgia lo uso solo para escritos más... literarios. El otro lo tengo solo para jugar con plantillas xDD

Sobre tu entrada... yo creo que hay algunas preguntas que está bien no saber qué respuesta tienen. Sino, se perdería la intriga, la sensación de estar a un paso de descubrir la respuesta, o saber que esa pregunta será eterna.


Besos ^^

Hollie A. Deschanel dijo...

No sería nada, desde luego.

¡Beso!

(...nira...) dijo...

aaaay magia magia...
me gustó tu blog =) me pasare mas veces ^^
i por cierto el titulo me encanta :D
genial, genial, en serio :)
saludos!