15.2.10

Esto es jodidamente jodido.
Me refiero a tener un blog de estas características, que debe ser actualizado de forma periódica para mantenerse fresco. Porque no puedo. Lo he intentado, eh, pero es que tiene que haber alguna energía haciendo de tapón, porque todo lo que quiero hacer, últimamente, no me sale. Tengo un rato libre y estoy aquí, pero seguro que en el último instante ¡BUM! se va la electricidad, o el internet, o se me funde la pantalla, o me revientan los sesos. Quien sabe.

Y, las cosas como son, la blogosfera engancha. No como la coca, pero te deja pillado. Desde que murió mi antiguo ordenador y resucitó, el pobre, lobotomizado (nótese que se trata de un ordenador de al menos tercera mano, de hace 10 años -nada de exageraciones- un Windows 98 de casi los primeros, si no me equivoco... fue necesaria la intervención) nada ha vuelto a ser igual. Un poco deprimente. Pero nada, hay que buscarse la vida para conseguir la dosis. ¿Algún ciber? Já. El único que había por aquí mas o menos decente lo destrozaron unos cabroncetes adolescentes, capitaneados por sus granos gigantes como volcanes. Hackearon la red o le metieron un virus, o que se yo (no tengo ni idea de cómo lo hicieron, o qué hicieron exactamente) Y todo porque el hombre encargado de la sala, un señor mayor, con un precioso pelo blanco, blanco y de metro cincuentayalgo no les dejó, es más, se le ocurrió prohibirles que vieran o descargaran porno/violencia. Muy majos, los niños. Y qué hombre tan encantadoramente ingenuo.

La opción B se la cargaron el gato esquizoide y el perro satánico. Tengo un vecino con muchas plantas en su casa, porque debe ser que le gusta enormemente la naturaleza. Y ahora pensareis, el truco de "yo te riego las plantas cuando no estés". Bingo. No soy la única vecina en el edificio, ni, evidentemente, la que le cae mejor (al parecer le sentó un poco mal que yo insinuara que era feo. y patizambo. y que era un hijo de la gran mujer de vida alegre. aunque eso es otro tema =) Pero seguramente sí soy la única que regaría sus enormes plantas de maría sin decir ni mu. Solo eran cinco, pero me cago en la leche, menudos bichos. No las medí, pero rozaban el techo, e intenté abarcar una con los brazos. No pude. Y no soy pequeña. Bueno, si solo hay que regar cinco enormes plantas mutantes de marihuana para poder conectarse a la red en casa del vecino... No es un precio muy alto. De hecho, no es ninguna clase de precio. Ordenador de pantalla plana, teclado inalámbrico, nosecuantos megas de alta velocidad de navegación o tira tú a saber qué mas. Una pasada. Solo esperaba que no me hiciera regar las plantas con plutonio. No lo hizo. Fue un alivio. Peeero... todo tiene su inconveniente. Cómo no. Partiendo de la base de que mi vecino está zumbado (se fue a pasar el finde con unos colegas a un campo que tenía uno de ellos. adivina adivinanza, qué ivan a hacer? pasarse el día peleando con palos y espaditas de madera, simulando guerrecitas de elfos y demás. exceso de wow) se le ocurrió comprarse un gato. Qué majo, pensareis. Una mierda. Un gato siamés. Yo no es que tenga nada en contra de los gatos siameses, pero es que ellos sí son unos grandes hijos de puta, con esa mirada insidiosa, afilada, con esos torcimientos de cabeza y los ojos como rendijas, imaginándote torturado bajo sus preciosas patitas elegantes que esconden verdaderos cuchillos de caza... Encima, era bizco. Y yo tengo la firme certeza de que escuchaba voces en su cabeza que le hacían maullar como si estuviese borracho. Me bufaba, me escupía, intentó arañarme como si estuviese esquizofrénico perdido. Solución: colonia. Cruel, lo lamento, pero efectivo. Se fue lamiéndose a "diesel" de la punta de la nariz. Consigo conectarme, pasa como un cuarto de hora, y aparece la segunda adquisición de mi vecino zumbado: el chihuahua. No es broma. Juro por lo que más queráis que no es broma. Una especie de ratilla marón, de ojos separados y mirada maléfica. A éste le tocaba estar poseso. Satánicamente poseído. Le brillaban los ojos, como si quisiera rajarme, con odio. Sé que estas razas de perros pequeños tienen complejo de superioridad, y pueden enfrentarse a un mastín de los pirineos creyéndose que ellos son un dogo, pero es que aquello fue demasiado. Como si fuera la versión irrisoriamente ridícula de un doberman maltrecho se me lanza a los tobillos. No llegaba más lejos, evidentemente. Pero me hizo sangre (un rasguño. me dio miedo.)

Me harté, cogí al chucho del pellejo, al gato del cogote, y los encerré en un cuarto. La sala de estar. Maldita la hora en la que pensé que podía aprovecharme del vecino. Volvió a les veintitrés minutos de irse, que lo miré en la pantalla, para recoger su equipo, que, según él, se le había olvidado (no se fiaba de mí, es evidente. a su favor he de decir que hizo bien.) Preguntó por sus guardianes satánicos. Le enseré el arañazo del tobillo, la casi mordedura del gato. Lo primer que hizo fue ir a ver las plantas. El joputa del gatito se había meado en la maceta más grande mientras peleaba con el chuchillo, y olía fatal... entre las plantas y el orín... Abrimos la sala de estar. Bueno, la abrió él. Yo me estaba despidiendo en el msn. El perro gruñó, el gato... ¿chilló? el tío se puso como un energúmeno. Que si la tapicería de cuero del sofá. Que si el perro había mordido nosequé, que si gato nosecuantos. Cómo es posible que dos criaturas tan pequeñas, aunque taradas, hicieran semejante destrozo. Es un misterio. Había algo demoníaco por ahí. Me las piré, evidentemente, con el mayor sigilo del mundo. Aún tengo la llave, espero que no haya cambiado la cerradura.

Pregunta: ¿Por qué no fuiste a casa de tus amigos? Seguro que ellos tienen el dichoso internete. Hubiera sido mucho más fácil.
Respuesta: Claro que la mayoría de ellos tiene internet. Pero resulta que no soy bien recibida en sus casas, porque al parecer soy una mala influencia. Yo, inocente chica de dieciocho años, que hace lo que le place, cuando le place, y como le place. Que dice lo que quiere sin tapujos y siempre va al grano. Yo, que pienso lo que quiero y pocas veces me dejo llevar por la borregada nacional. A mí me han erigido como el ejemplo del mal ejemplo xD Al parecer, yo les apunto con una pistola cuando vamos de fiesta, para que se beban como diez o doce litros de alcohol. Les amenazo con navajas para que se fumen trompetas. Y juro traer de los infiernos al primer diablo en pelotas que vea para que se lo follen. Porque sus hijos son santos y no hacen nada. Pues, mira, lo mismo en otra vida fui superamiga íntima del gato esquizoide. O del perro psicótico. Tira tú a saber.

Ahora, que ya termino, imaginaos, por un momento, toda esta historia, que no es un relato, sino un fragmento de mi vida, incrustado en una peli muda en blanco y negro con música de organillo. Cómicamente escalofriante. Jamás hubiera imaginado que, fuera de las pelis, a alguien le pudiera pasar eso. Esta es mi odisea con internet.

Moraleja: Hazte muy, muy amiga de tu profesora de lengua. Ahora mismo estoy escribiendo desde su portatil en el instituto. Es un alivio encontrar gente decente en el mundo, con una conexión decente a internet. Nada de mascotas demoníacas, ni padres que comen flores, ni niñatos bandálicos de hormonas revolucionadas. La sala de profesores es de lo más tranquila... Creo que van a decir que no si les pido que me dejen venir todos los días. Mejor no. Si estiras mucho, el hilo se rompe. Mejor lo dejamos en un café de vez en cuando. Y visitas de estrangis al vecino evitando a esos bichos posesos. En silencio. Es un secreto xD


Os dejo con este testamento, a ver si os reis un poco... yo casi lloro. Todo esto es sobrenatural. Acabo de probar que éste tipo de incongruencias pueden pasar. Andaos con ojo... y jamás os acerquéis a un gato siamés.
Hasta la próxima.
Que no tengo ni idea de cuándo va a ser.
Kiwi


11 comentarios:

(...nira...) dijo...

Entro en el blog con la esperanza de que hayas escrito. Bingo! pero, que me veo?? algo así como la bíblia y digo (sin que te ofendas) que muermo!(esque cuando veo mucho tocho me hago vaga) pero digo:venga, va, lo leo, y me empezado a desovariar de una manera.... XDDDDDD dios dios que risa en serio ese gato y ese chucho son, el diablo(al parecer) y bueno, te lo quería comentar, espero que tengas internet pronto y que postees más amenudo ^^
yo te seguiré leyendo, y en serio me ha gustado mucho ese fragmento de tu vida
ale, au cacau
PD: yo no tengo tanta confianza con el profesor (que envidiaaa!!)

MeryC dijo...

¿Animales domésticos? Y un cuerno, más salvajes imposibles.
Lo tuyo parece una peli de serie B xD
Eso sí, espero que tu amistad con la profe siga adelante y puedas seguir escribiendo por aquí =)

Belén dijo...

Cuando empecé yo también me enganché mucho... pero consigues retenerte lo que se pueda, aunque eso si, yo si tenía ordenador...

Besicos

El Drac dijo...

Pues amí no me ha dado miedo al contrario me ha causado mucha gracia ...o tal vez sea por la forma tan amena de tu relato. Un gran abrazo y ten mucho cuidado también.

La niña de la vía láctea dijo...

Pues espero que ese Hasta la próxima, sea pronto. :)

El delineante de cumulonimbos enterrados dijo...

Si los padres de tus amigos leen esto... no me lo quiero imaginar, jaja. Es que me encantó la parte esa.

Saludos subterráneos.

Juan Carlos dijo...

simplemente entre al leer el nombre de tu blog.. y que bueno oye!! seguiremos leyendo.. un saludo!!

alvar dijo...

jaja espero tengas internete pronto, si no sigue colgando retazos de tu vida, o la vida de los animales domesticos de tu comunidad, que hace días que no entraba a mi blog y me he perdido bellezas como esta. Mis vecinos no tienen animales ya lo son ellos, entre el evangelista que va besando las escaleras y toca el piano y el acordeon( que no se como se lo monta)y además canta y el del primero que no recoje lo que le cae al patio y tu cuelgas la ropa con miedo no se caiga un calcetin, que no limpia el patio desde que se mudó hace 20 años y está sembrao de ropa y mierda de pajaros.
un besazo, no dejare de leerte

DINOBAT dijo...

La vida y sus tretas, un viaje, no un destino...

Anónimo dijo...

Hola "musa fugitiva", solo entro a saludar y a ver cómo te ha quedado tu nuevo blog (a estas horas ya no tan nuevo) yo también he dejado las "arenas" (aunque momentaneamente.....bueno, no estoy seguro de si volveré) ahora me planteo abrir un blog por estos lares..... hum....bueno tampoco estoy seguro y es que ¡¡no tengo tiempo!!!

besitos sabor kiwi de Teisal (pongo el nick, porque como anónimo...) :-)

Laury~! dijo...

XDDD ha sido buenisimo el post XDDDD
Besos